Una ciudad para fotografiar

Una ciudad para fotografiar

brujas-un-cuento-de-hadas-en-belgica-1-103

Situada en el noreste de Bélgica, aproximadamente a una hora de Bruselas, la capital; se encuentra la ciudad de Brujas. Una pequeña ciudad europea que algunos recomiendan dedicar solamente un día si estás en un tour también por otras ciudades; sin embargo, si eres amante de la fotografía, es una ciudad a la que le podrás sacar provecho.

Se trata de una de las ciudades medievales mejor conservadas del mundo. Su red de canales la convirtió en un importante centro para el comercio en el norte de Europa, y actualmente es la ciudad más visitada de Bélgica.

Las murallas, torres y puertas de acceso a la ciudad medieval se conservan prácticamente intactas, y hacen de la ciudad por su geometría y particularidad una de las más hermosas ciudades para fotografiar.

Sus calles empedradas y la antigüedad de sus casas y templos, fortalezas inamovibles en el tiempo, generan un excelente contraste con la movilidad del agua en sus canales; y si a estos dos elementos sumamos la belleza de sus cielos o los ribetes de luz que ilumina las siluetas de sus casas en el atardecer, tendremos un excelente motivo de fotografías para presumir.

Brujas en también conocida como la Venecia del norte, una experiencia inigualable para capturar, es pasear por su antiguos canales medievales y disfrutar de sus puentes de piedra y viendo a los cisnes nadar por los cursos de agua.

En tu viaje encontrarás diferentes postales, e incluso lugares muy fotografiados como El muelle del Rosario, que se aconseja visitar de noche y de día; o el Lago del Amor, el lugar más romántico de Brujas, que con su verdor es una excelente carta de presentación para la ciudad.

Artículos Similares

Sin Comentarios

Deja tu comentario