Lujo y confort

Lujo y confort

pj-s-coffee-of-elmwood

Cuando uno piensa en viajes y hoteles no puede dejar de pensar en esos fastuosos hoteles en los que a uno le reciben con una cesta de frutas en la habitación, le colocan un bombón todas las noches en la cama o le suben el desayuno a la habitación como parte de sus servicios. Evidentemente uno está pensando en esos viajes y hoteles de lujo a los que no se puede acceder de una forma sencilla, pues el precio que tienen este tipo de viajes muchas veces es tan prohibitivo que apenas un porcentaje mínimo de la población se lo puede costear sin que eso suponga un esfuerzo por su parte.

 Algunos de estos viajeros de lujo están tan acostumbrados a alojarse en estos hoteles que les parece de lo más normal contar con esta gran cantidad de servicios que en realidad son adicionales para la gran mayoría de los viajeros. Tanto es así que el confort al que se acostumbran es tan alto que algunos de ellos se pueden llegar a permitir vivir en una de estas habitaciones durante largas temporadas, como si se tratara de un apartamento cualquiera pero con los servicios de lujo y confort que solo un hotel de estas características puede contar. Y es que hay gente que parece vivir al margen de la realidad, ¿verdad?

Sin Comentarios

Deja tu comentario